jueves, 29 de diciembre de 2016

La maldición de Tarzán



Si Superman tenía una maldición  y se supone que Batman también, el hombre mono podría tal vez no salvarse de esta práctica vista por los fans y buscadores de misterio. Tarzan de los monos es creado a inicios del siglo pasado por Edgar Rice Burroughs escritor de ciencia  ficción que de un día para otro al no tener fortuna en otras actividades decidió  hacerse escritor, una decisión que lo catapulto muy  lejos con un personaje hoy ida más que reconocido por muchas generaciones. 


Burroghs pudo disfrutar de los frutos de su creación y amasar algo de fortuna por lo que la supuesta maldición al menos a él parece no haberle afectado  ni a su creación que ya casi cumple 100 años en el cine y que se supone llevo a un triste fin a algunos de sus 21 intérpretes en la pantalla grande. Y vamos a hablar por supuesto  de las producciones digamos oficiales porque Tarzan ha sido además copiado y readaptado por no decir como en México Fusilado o pirateado. Conozcamos la maldición supuesta de Tarzan de los Monos. (esto no tiene naa que ver con El brayan no con el Kevin eso son de las monas.
Las aventuras de Tarzán han sido narradas nada menos que en 56 películas. El creador del personaje, Edgar Rice Burroughs, escribió 25 novelas al mismo ritmo que sus adaptaciones cinematográficas arrasaban en la taquilla. A lo largo del último siglo, Tarzán se ha mantenido como un símbolo y un espejo en el que la sociedad occidental posrevolución industrial se ha examinado a sí misma.
El hombre mono ha sido encarnado por  21 rostros distintos y la mayoría tienen algo en común: el mito devoró al hombre. Arruinados, olvidados y bien tocados, los actores que llegaron a la fama  saltando de liana en liana en taparrabos acabaron lamentando el día que aceptaron encarnar al Rey de los Monos.
Elmo Lincoln:
El primer Tarzán mudo del cine (Tarzán de los monos, Scott Sidney, 1918) fue Elmo Lincoln (Indiana, 1889- Los Ángeles, EE. UU., 1952), Las cintas fueron calificadas como controversiales porque contenía imágenes violentas, algunos semi desnudos y  esos planos de los nativos africanos mirando a Jane con esas miradas de lujuria. Tal vez fue por eso  un éxito en taquilla y dio dos secuelas. Pero no contaban con la llegada del audio y Elmo no pudo adaptarse  y como muchos actores fueron despedidos y en el caso de Elmo se retiró a trabajar en una mina y  tras probar suerte como buscador de metales preciosos, se propuso volver a trabajar en Hollywood. Pero solo consiguió papeles como extra.
 Elmo Lincoln apareció en Tarzán contra el mundo (1942) y Tarzán y la fuente mágica (1949) acreditado como "peón de circo" y "pescador reparando su red" respectivamente.

Johnny Weismuller El Tarzan más famoso del siglo XX
Nacido en 1904 en Rumanía  se convirtió en deportista olímpico batiendo  67 récords mundiales a lo largo de su carrera y con 5 oros olímpicos le permitieron retirarse en 1929 como el mejor nadador del siglo XX: nunca fue derrotado.
 Weissmuller firmó un contrato de 7 años, tal y como regían las reglas de Hollywood, sin embargo  La Metro Goldwyn Mayer lo encasillo en el hombre mono. El intento  de Johnny por interpretar otros personajes  quedó frustrado al abandonar la saga de Tarzán. Casado con Lupe Vélez una mujer controladora  y celosa esa fue tal vez su mayor maldición, la mujer le arañaba la cara y el cuerpo y así llegaba a rodar las películas, al final la mujer termino  por suicidarse en uno de los capítulos más extraños y poco dignos de la muerte de una estrella de Hollywood entre este y otros matrimonios aunado a su fracaso como actor  y el fracaso de sus empresas Weismuller . El Tarzán más famoso de la historia acabó en un hospital psiquiátrico,emulando su grito de Tarzán por los pasillos.

.
Lex Barker: vida de 'playboy', boda con la baronesa Thyssen y suicidios
En España, Lex Barker (Nueva York, 1919-1973) es más famoso por ser el marido que convirtió a Tita Cervera en bígama al casarse con Espartaco Santoni cuando aún no estaba legalmente divorciada de Lex. Con cinco películas, estrenadas entre 1949 y 1953, Barker se convirtió en el Tarzán más famoso del siglo junto con Johnny Weissmuller. 

En cuanto se deshizo del personaje abrazó la vida de playboy y encadenó un matrimonio con otro. Su tercera mujer fue Lana Turner  que tenía una hija , la cual le hizo la vida de cuadritos a Lex ,  la hija de Lana Turner le acusó de abusos sexuales cuando ella tenía entre 10 y 13 años, lo cual terminó con Turner echándole de casa a punta de pistola. Ese mismo año Lex se casó con una actriz suiza, Irene Labhardt, que se suicidaría 5 años después.  Su última esposa fue Tita Cervera y aunque se divorciaron en 1972 una confusión administrativa declaró el divorcio como no válido. Cuando en 1973 Lex Barker se dirigía a ver a la que iba a ser su sexta esposa, la actriz Karen Kondazian, murió de un infarto y las cenizas fueron enviadas a la que legalmente seguía siendo su mujer. Tita tiró las cenizas al Mediterráneo desde su chalé en la localidad gerundense de Sant Feliú de Guíxols. Y adiós Lex.
James Pierce: el Rey de los Monos con más mala suerte.
El escritor y creador de Tarzán, Edgar Rice Burroughs, quedó tan impresionado con la presencia de James Pierce (Indiana, 1900- California, 1983) que le convenció para encarnar al héroe de la jungla. 





Un año más tarde, James protagonizaba Tarzán y el león dorado (J. P. McGowan, 1927) y se casaba con la hija de Burroughs, Joan. Todo iba sobre ruedas. Solo un dato que luego resultaría letal: para poder rodar la película, Pierce tuvo que renunciar a protagonizar Alas (William A. Wellman, 1927). El destino de ambas películas fue radicalmente opuesto: Tarzán y el león dorado desapareció (literal) y el actor se pasó toda su vida buscando una copia, que solo apareció tras su muerte; sin embargo, Alas pasó a la historia como la primera ganadora del Oscar y convirtió en una leyenda al joven actor que sustituyó a James Pierce. Un muchacho llamado Gary Cooper. Sí, muy mala suerte la de James Pierce.













Frank Merrill: gritaba bien, hablaba mal
El destino puede ser muy sádico y más en Hollywood, donde todo el mundo es reemplazable. Frank Merrill (Nueva Jersey, 1893-1966) fue el primer actor que entonó el emblemático grito de la victoria de Tarzán. 

Lo hizo para doblar al pobre Elmo Lincoln, pero Frank acabó corriendo su misma suerte. Tras protagonizar un par de aventuras (Tarzan The Mighty y Tarzan The Tiger, en 1928 y 1929) fue despedido porque, aunque el grito le salía imponente, su voz no era adecuada para el cine sonoro.









Jock Mahoney: le despidieron por  adelgazar


Aunque irrumpió en la saga como el villano de Tarzán el magnífico (Robert Day, 1960), su imponente envergadura física le llevó a encarnar al héroe en Tarzán en la India (1962) y Los tres desafíos de Tarzán (1963). Durante el rodaje de esta última en Tailandia, Mahoney contrajo disentería y la fiebre del dengue. Debido a su enfermedad Jock perdió 20 kilos y la Metro Goldwyn Mayer rescindió su contrato.

 Casper Van Dien sobrevaloró su talento y su carrera se fue a pique.
Un año antes de que Disney trajese al héroe al siglo XXI en dibujos animados (Tarzán, de 1999)  Supuestamente era una secuela de Greystoke, sustituyendo a Christopher Lambert por un Tarzán ya mas mama Dolores. Casper Van Dien (Florida, 1968) había protagonizado Starship Troopers (Paul Verhoeven, 1997) y creyó estar por encima de su secuela, la cual rechazó en 2004. 
Su carrera se fue a pique y en 2008 aceptó desesperado la tercera parte, Starship Troopers. Armas del futuro, que se estrenó directamente en dvd. Ese parece ser su terreno, pues lleva 12 años sin estrenar nada en cines.



Miles Okeffe
Ok si seguro que pocos o nadie lo reconoce como Tarzan y es que la película producida por John Derek estaba más enfocada a lucir a su flamante esposa Bo Derek la cual considerada en esa época como sex simbol opaco en los créditos a Miles por lo que se hablaba de la cinta de Tarzan con Bo Derek y no de Miles,  una cinta más hecha para justificar los desnudos de los protagonistas creo que pocos recordaran la trama de la misma.


 Miles entonces tuvo un protagonista importante pero no pudo sostenerse en la industria porque aunque filmo muchas películas todas son consideradas de culto ya sabes cuando nadie las conoce se les llama de Culto.








Alexander Skarsgard: de Vampiro a Mono


A diferencia de muchos de los tarzanes mencionados anteriormente Alexander ya tiene una carrera importante y popular habría que ver si tras este filme logra romper la maldición aunque desde luego sabemos que la fama y la fortuna pueden acarrear desgracias no siempre que ver con una maldición.