jueves, 16 de marzo de 2017

La Zona del Silencio, mi experiencia.



Les invito a esta experiencia que viví en la zona más enigmática del País.
La Zona del Silencio. Enigmática zona al norte de México donde todo el tiempo hay
Esto fue hace años,  y está tomado del mi libro La Zona del Silencio y otros lugares Misteriosos. El territorio Mexicano está lleno de Zonas mágicas y envolventes para la investigación OVNI paranormal pero ninguna tiene el atractivo de la Zona  del Silencio. Ubicada en el Vértice de Trino, es el punto en donde convergen 3 estados de la republica Coahuila, Chihuahua y Durango, una zona que en momentos pretéritos fue mar, el mar de Tetis y que por supuesto aún conserva muchas de esas características como el hecho de poseer grandes cantidad de fósiles marinos.

En  mi caso particular tuve  la suerte de ser guiado por un gran entusiasta de la Zona, hablo de Benjamín Palacios, él y su grupo de aventureros proporcionaron todas las facilidades para explorar la zona y esto iba desde sleeping bag hasta caballos, su complejo turístico ecológico aún en construcción y que tiene la característica de que está adornado con motivos platillistas, sí, mi nuevo amigo es admirador del fenómeno OVNI pero también es un hombre dedicado a su labor de guía de turistas y conoce muy bien la zona.


Benjamín, me recibe en su complejo turístico, el lugar es agradable, me espera un sitio con algunas incomodidades, como el hecho de que el baño esta fuera del complejo o de que por el momento solo hay agua fría. No importa mi agenda no tiene contemplado ningún baño en 7 días además  el real motivo de la visita es la investigación y no un periodo vacacional esto pasaría a segundo término.
El agreste lugar va a tener que ser inspeccionado a ratos en el vehículo y a caballo, Benjamín posee ambas cosas. Nos encaminamos hacia el desierto que por cierto tenía 12 años de no haber llovido, mi llegada coincidió con ese hecho, el camino húmedo hacia que en ocasiones la marcha de los vehículos fuera forzada, no obstante el hecho de llegar al corazón de este enigmático lugar merecía la pena, además  que clase de aventura tendría sin este tipo de experiencias. La idea era montar un campamento en el que permaneceríamos investigando el extraño comportamiento de las ondas de radio que es el fenómeno que produce el mayor atractivo del lugar. En el camino pudimos hacer algunas entrevistas a los lugareños que nos compartieron sus experiencias entre paranormales y Platillistas o de OVNIs, entre las más abundantes eran la de las bolas de fuego vistas entre los cerros,

 En cuestión de minutos mis experimentados guías armaron las tiendas de campaña en lo que yo instalaba mi propio equipo de cómputo para hacer mi investigación.
La tarde empezaba a caer y la Zona empezaba a mostrar algunos de sus misteriosos atractivos, recién incorporaba mi equipo cuando el horizonte comenzó a regalarme sus primeras muestras, haciendo que todas a las incomodidades del viaje se ignoraran, la recompensa era muy grande. Acostumbrado a las puestas de sol en bellos paisajes del país, está en particular  tenía un atractivo extra ya que los colores ocasionados por la descomposición de la luz del Sol en ese momento no son equiparables a ningún otro lugar, aproveche desde luego a tomar una y otra foto de este fenómeno así como a incorporar las imágenes digitales a la computadora, para dar fe de este inigualable hecho. Las fotos presentan una extraña descomposición de luz haciendo equiparable a una aurora boreal, y esto apenas era el principio de las muestras de la zona. Desde luego que hubo algunas fotos extraordinarias como esta donde una entidad de luz está cerca de nosotros y no la vimos cuando tomamos la fotografía, simplemente se manifestó ahí o más bien, es un dedote frente al flash rebotando luz y dando una apariencia muy interesante, el efecto de los orbs también se hizo presente y como no si la foto se tomó con todos los elementos para que asi fuera. Estamos hablando de una foto tomada con una cámara fotográfica digital que al rebotar la luz del flash con las motas de polvo hace ese molesto efecto que resulta interesante para los entusiastas.


Para el experimento principal consistía en observar el comportamiento de las ondas de radio así que incorpore una señal de un radio portátil en la laptop que llevaba grabando las señales con un software de audio para analizar las señales en busca de elementos extraños o desconocidos. En primer lugar las estaciones locales de radio tanto de AM como de FM empezaron a escucharse normalmente o eso creíamos sin embargo al barrer todo el cuadrante de radio al regresar a donde antes habíamos sintonizado una estación de radio actualmente no encontramos nada, en ese momento mediante la computadora empezaba a grabar esas señales de ruido para confirmar si ese comportamiento extraño venía  acompañado de algún elemento adicional. Sin embargo el software fue incapaz de grabar o percibir elementos ajenos. Era como si de un momento a otro la señal desaparecía, como si esa frecuencia no fuera usada. Para algunos especialistas la Zona es una especie de vértice magnético que hace que las ondas de radio se vayan al espacio tal como si un agujero negro las absorbiera. Para confirmar la hipótesis de campos electromagnéticos llevamos una brújula, elemento imprescindible si se requiere confirmar comportamientos de estos campos y efectivamente este instrumento se comportaba de manera inusual unas veces marcando al norte magnético y en otras ocasiones, la aguja era llevada hacia otra dirección como si de repente el punto hacia el norte cambiara de posición. Esto confirmaría el hecho de que algunas personas llegan a perderse en este lugar. Como la orientación también depende de los elementos geográficos trate de aprenderme la orografía del lugar, no quería corre el riesgo de extraviarme, Benjamín me había contado de historias en donde las personas se perdían para no regresar jamás.

Llevar la computadora fue buena idea ya que algunos efectos tienen, injerencia sobre los campos electromagnéticos que sin duda se manifestarían de buena manera en el equipo. Sin embargo la incertidumbre que tenía es el hecho de que los discos duros funcionan mediante impulsos electromagnéticos, esto podría sin duda ocasiona un mal funcionamiento en lap  haciendo que todo el trabajo se perdiera, no obstante ni las pilas recargables, ni el disco duro sufrieron ningún desperfecto, pudiéndose recoger testimonio de lo que ocurre en la zona, al menos en lo que refiere a electromagnetismo, luz y ondas de radio.

La noche ofrecía muchas más posibilidades de investigación y el cielo estrellado deja ver una cúpula celeste nunca observada desde el cielo capitalino, pareciera como si el estar  en la zona pudiéramos tener nuestro observatorio particular, muchos fenómenos que allí ocurren pueden tener una explicaron lógica si ponemos atención como en mi caso donde emocionado observe como un punto de luz se trasladaba por todo el cielo en una completa línea recta, su velocidad constante junto con su luminosidad hicieron que emocionara al observar por vez primera lo que más pudiera desear: un avistamiento OVNI, pero mis experimentados guías pronto me hicieron ver la realidad, por la hora, la ruta y la aparente altitud era sin duda un satélite que en ese momento reflejaba la luz del sol y que pasaba sobre a nosotros, pero este inconveniente no quiere decir que las manifestaciones OVNI no tengan lugar, de hecho muchos lugareños afirman haber tenido experiencias inusuales de “tiempo perdido” o avistamiento de “brujas” (luces que aparecen en al noche con movimientos erráticos).
La caída de meteoritos es un evento común en la zona, lo verdaderamente extraño es el hecho de que en el lugar en donde caen está muy bien delimitado como si estos al hacer su entrada a la Tierra decidieran el lugar a donde llegaran, porque hasta para el observador menos experimentado es notoria la zona que está bien delimitada de caída de meteoritos. Cabe mencionar que en este lugar cayó en 1969 el “Meteorito de allende” cuya composición es de magnesio 26, producto de la desintegración del aluminio26, el cual no existe en  nuestro sistema solar y tardara aproximadamente 13 mil millones de años en desintegrarse. Además ese meteorito según los cálculos es prácticamente más viejo que nuestro sistema solar algo tan interesante que quizá merezca una nota aparte. Como la que tenemos también con Sixto Paz y su molusco fósil hallado en esta zona que según para él, este vino del espacio.


Para muchos investigadores la Zona del silencio es equiparable al triangulo de las Bermudas pero con la ventaja de ser un lugar continental y que se puede visitar.
El descubrimiento o más bien el bautizo de La Zona del Silencio se debe en gran medida a los trabajos de PEMEX y en particular al ing. Harry de la Peña que en 1964 observara que las ondas de radio no se esparcían en el lugar haciendo que el sonido se perdiera tomando así su nombre.
Por otro lado la leyenda da continuidad cuando el  11 de julio de 1970, hora local, unos 10-15 minutos habrían pasado desde que el V123D Athena  fue lanzado y se vino a Tierra en el espacio mexicano de Chihuahua siendo observado por los pobladores de localidades como Móhovano, La Flor, Estación Carrillo, Ceballos, Glorias de Quintero, entre otras en la confluencia de los 3 estados, que se despertaron al escuchar un súbito estruendo. Se trata de poblaciones que en su mayoría no pasan de los 50 habitantes.


Antonio Muñoz trabajaba en el desolado ranchito Las Glorias de Quintero, a esa hora se encontraba regando unas parcelas, cuando observó en dirección al este una llamarada rojiza que se precipitaba a Tierra, estimó que cayó a unos 30 km al sureste de donde él estaba, el extraño objeto rebotó en una ocasión y siguió emitiendo un resplandor durante varios segundos luego de detenerse. Un granjero en otro rancho cercano estalló en cólera pues supuso que alguien andaba asustando a su ganado y éste huyó de sus corrales. Historias de todo tipo empezarían a circular por esos desolados pueblos en los días siguientes, algunas tan fantasiosas como la caída de un ángel, o la llegada de los jinetes del apocalipsis.  Para los teóricos en conspiraciones esto había sido una sucia maniobra de los Estados Unidos para entrar en ese territorio, pero la neta de todo es que  les urgía hallar los restos de su cohete, les preocupaba que México en aquellos días con buenas relaciones con Rusia se adelantaran a encontrar  los restos, Así que  los americanos e pusieron en chinga  a trabajar  para hallar los restos que además contenían gran cantidad de material radioactivo que México reclamaba  ser retirado. Sin embargo para los entusiastas esta anécdota ha sido exagerada para darle más sensacionalismo al lugar. Ya que el gobierno demando ser retirado todo el material radiactivo y se retiraron unas 2000 toneladas de material que más adelante los teóricos manejarían como 200000 nada más.



En los días de mi permanencia en el  complejo de Benjamín Palacios los paseos a caballos eran muy comunes salíamos muy de mañana y regresábamos ya entrados la tarde recogiendo muestras de flora y fauna.  Las mutaciones que se dan dentro de la zona son increíbles. Una tarde llegue hasta un tortugario en donde encontré unos ejemplares endémicos de la zona que ofrecían unas características muy extrañas y es que estos animales a pesar de vivir en el desierto aún se les podía observar los vestigios de lo que tal vez en algún momento sus poderosa patas fueron unas útiles aletas que les servirían mucho mejor para nadar que para caminar. 


Por otro lado existe otra característica muy propia de la zona. Las tortugas por lo regular tienen dibujos hexagonales en su caparazón pero por alguna extraña circunstancia las que nacen dentro de la zona del silencio cambian sus dibujos a triángulos y sus descendientes solo guardan esta característica mientras no nazcan fuera de la Zona del Silencio. Par terminar mi estancia en ese lugar visite los baños de los remedios, un balneario de aguas termales que proporcionan una agua caliente durante todo el día y entrar en ellas es una experiencia aliviadora después de pasar por tantas aventuras en un lugar tan interesante y sobre todo sin agua caliente. Soy César Buenrostro y esto es evidencia X investigación Sin superstición.
Bibliografia: La Zona del Silencio y otros lugares Misteriosos Editores Mexicanos Unidos
Zona del Silencio y la experiencia de estar en ese sitio enigmático. https://youtu.be/MixZvuVmrfc