martes, 28 de julio de 2015

Los verdaderos experimentos con personas pequeñas. La Familia Ovitz


Los médicos que colaboraron en este proyecto pertenecían casi en su totalidad a las SS y solo seguían las directrices de Heinrich Himmler, apasionado de las investigaciones. Actuaban todos de igual forma: un desprecio absoluto por la vida humana, considerando a los deportados como "material humano".


Josef Mengele, apodado El ángel de la muerte de Auschwitz, buscaba descubrir los mecanismos de la herencia genética. Jugaba a ser Dios. Cuando los trenes repletos de prisioneros llegaban al campo, Mengele esperaba junto al andén para proceder a la "selección", pues siempre estaba "a la caza" de material nuevo. Esperando descubrir una predisposición hereditaria en quienes pertenecían a las "razas inferiores", se interesó por los enanos, gigantes, personas con malformaciones, siameses, gemelos....
En esta  parte es donde entra toda una familia, de origen judío y   de los horrores que hubieron de sufri..  Compuesta por  7 hermanos entre hombres y mujeres  e integrantes de su propia  compañía llamada; Teatral Liliput.


El 19 de marzo de 1.944 fue  el fatídico dia  para la familia . Hitler decidió invadir Hungría, y la invasión tomó a los Ovitz y la familia  fue capturada el 17 de mayo, les subieron a un camión, y les trasladaron a Auschwitz.
Según el testimonio de Elisabeth, una de las hermanas, sobre la primera vez que vio a Mengele sobre la plataforma donde realizaba la "selección", Mengele era un hombre apuesto, y se le iluminaron los ojos cuando vio a la pequeña familia. Mengele había torturado, experimentado y diseccionado a decenas de hermanos gemelos por la única razón de documentar la semejanza de sus órganos internos y con la familia Ovitz vio los sujetos de la prueba final. De hecho, Elizabeth declaró que Mengele, excitado declaró: "Ahora tendré trabajo para los próximos veinte años, ahora la ciencia tendrá un tema interesante a considerar."

Los miembros de la familia fueron separados del resto y sometidos a todo tipo de experimentos aberrantes. Según el testimonio de Elisabeth: "Los experimentos más terribles de todos eran los experimentos ginecológicos. Nos ataban a la mesa y comenzaba la tortura sistemática. Inyectaban cosas en nuestro útero, extraían sangre, hurgaban en nuestro interior, nos pinchaban y extraían muestras. Es imposible expresar con palabras el insoportable dolor que hemos sufrido, que continuaba durante muchos días después de acabar los experimentos."

Los experimentos ginecológicos eran tan severos que, incluso los médicos que asistían en las pruebas se negaron a continuar, por piedad y por la posibilidad de que los miembros de la familia no lo soportaran y murieran. Mengele tuvo que ceder por no arriesgar la vida de sus "cobayas" favoritas, pero no cesó, simplemente ideó nuevos experimentos.
Según Elisabeth: "Extrajeron líquido de nuestra columna vertebral. La extracción de pelo comenzó de nuevo y cuando estábamos a punto de desplomarnos, comenzaban las dolorosas pruebas en el cerebro, la nariz, la boca, y las manos. Cada prueba fue plenamente documentada con ilustraciones. Cabe señalar que, irónicamente, fuimos uno de los únicos en el mundo, cuya tortura fue premeditada y "científicamente" documentada por el bien de las generaciones futuras ".


Además de los experimentos, Mengele exponía a los miembros de la familia, desnudos, frente a altos cargos de la SS, para apoyar sus conferencias sobre genética inferior. Tenían que entretenerle cantando canciones alemanas, y en una ocasión rodó con ellos un corto que envió a Hitler, en el que se les podía ver aterrorizados cantando canciones en alemán para divertir al Führer.
Los enanos y sus parientes de estatura "normal" no vestían el traje a rayas, y comían algo mejor que el resto de presos. Tenían que hacer comedia una vez a la semana, en alemán, para las visitas que se recibían en el campo. Y se libraron de los trabajos forzados.
La familia aguantó 7 meses. El 27 de enero de 1.945, Auschwitz fue liberado, y la familia fue rescatada por las tropas soviéticas. De regreso a su Transilvania natal, se enteraron de que el resto de la familia había sido asesinada y su casa saqueada por los vecinos, pero como buenos previsores, habían enterrado las joyas en el jardín, y con ese dinero, durante los 4 años siguientes, la familia deambuló por Europa, ganándose la vida de nuevo como comediantes y cantantes, con la compañía reconstruida, pero esta vez, reviviendo su experiencia en los campos nazis. Cada noche, Elisabeth y uno de sus hermanos bailaban una danza que recorría la línea de la vida a la muerte llamada Totentanz (la danza de la muerte).


En 1.949 emigraron a Israel, donde siguieron actuando hasta 1.955 que se retiraron y abrieron un cine, y en Israel permanecieron hasta su muerte. El último en fallecer fue Perla, en el año 2.001.

Su madre siempre les dijo: "Contra viento y marea, nunca os separéis. Permaneced juntos, cuidad unos de otros y vivir unos por los otros". Estar juntos les salvó la vida